Nuestro blog / Ginecologo en Sevilla.Ginecología,Infertilidad,Obstetricia,Patología Mamaria Sevilla | www.ginecologosevilla.es

La mujeres que fueron muy delgadas en la adolescencia y/o bajo índice de masa corporal inferior a 18,5 Kg/m2 tienen mayores posibilidades de desarrollar una menopausia precoz en comparación con aquellas que tuvieron un peso normal, trás un estudio de 80.000 mujeres.

A ello hay que sumar que, si además perdieron unos 9 Kg teniendo ya bajo peso al menos 3 veces entre los 18 y 30 años, presentan un riesgo mayor de menopausia temprana, que podríamos calificarla como una menopausia antes de los 45 años.

Este estudio ha sido publicado en el Human Reproduction (revista de grán prestigio intyernacional).

 

 

 

«Nuestros hallazgos sugieren que las mujeres con bajo peso a principios o mediados de la edad adulta pueden tener un mayor riesgo de menopausia temprana», indicó la directora de la investigación, Kathleen Szegda, quien, en el momento en que se completó el estudio era investigadora posdoctoral en la Universidad de Massachusetts, Estados Unidos.

«Hasta el 10% de las mujeres experimentan menopausia temprana –añade-, que se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y otros problemas de salud como declive cognitivo, osteoporosis y muerte prematura, por lo que estos hallazgos tienen implicaciones importantes para las mujeres y sus médicos. Las mujeres con bajo peso pueden considerar analizar las implicaciones potenciales de estos hallazgos con sus médicos».

Los investigadores analizaron el índice de masa corporal (IMC), la distribución del peso, el cambio de peso y el momento de la menopausia en 78.759 mujeres premenopáusicas de entre 25 y 42 años participantes en el US Nurses’ Health Study II desde 1989.

Las mujeres proporcionaron información sobre su historial médico y comportamientos relacionados con la salud, como fumar y hacer ejercicio en el momento de unirse al estudio y luego se actualizó la información mediante cuestionarios cada dos años a partir de entonces. Los autores les siguieron hasta 2011, momento en el que 2.804 mujeres habían informado sobre la menopausia natural temprana.

Descubrieron que las mujeres con bajo peso a cualquier edad (IMC de menos de 18,5 kg/m2) tenían un 30% más de riesgo de menopausia precoz en comparación con las mujeres delgadas o de peso normal (IMC entre 18,5-22,4 kg/m2). Las mujeres con sobrepeso (IMC entre 25-29,9 kg/m2) registraron un 21-30% menos de riesgo de menopausia temprana frente a las mujeres de peso normal.

Las mujeres con bajo peso a los 18 años (IMC inferior a 17,5 kg/m2) presentaban un 50% más de riesgo de menopausia temprana en comparación con las mujeres delgadas o de peso normal; las mujeres con un IMC de menos de 18,5 kg/m2 a la edad de 35 años tenían un 59% más riesgo.

Las mujeres con bajo peso que dijeron haber perdido 20 libras o más, tres veces o más entre las edades de 18 y 30 años, tenían un riesgo 2,4 veces mayor de menopausia temprana; sin embargo, solo siete mujeres informaron de ello y, aunque el resultado es estadísticamente significativo, aún debe tratarse con precaución.

Szegda concluye que «las principales causas de la menopausia temprana no se entienden claramente. Nuestros hallazgos sugieren que tener un peso inferior al normal puede tener un impacto en el momento de la menopausia. Se necesita más investigación para comprender cómo aumenta el riesgo de la menopausia temprana».

Un saludo.

¿Qué piensa?

Usted debe de loguearse para dejar un comentario.